¿Cómo acceder a la Unidad de caballería de la Policía Nacional?

Para poder acceder a ésta unidad primero tendrás que entrar a la policía nacional, superar la oposición tal como detallamos aquí las fases y tipos de proceso.

Con lo que son las mismas:

-Pruebas físicas

-Condiciones laborales y sueldo.

Que superando la selección al Cuerpo Nacional de Policía(CNP). Os dejamos un enlace a la web de la policía con esas condiciones.

Historia de la Caballería en la Policía

A principios de 1940 nace la Agrupación de Escuadrones de Caballería del Cuerpo de Policía Armada y de Tráfico, y en la transición democrática pasó a llamarse Agrupación de Escuadrones de Caballería del Cuerpo de Policía Nacional; tras la reunificación de los Cuerpos Policiales en 1.986, quedó, dentro del Cuerpo Nacional de Policía, integrada en el área de seguridad ciudadana y adscrita a la Comisaría General de Seguridad Ciudadana (Servicio de Unidades Especiales, Sección de Caballería) y a las Jefaturas Superiores de Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Zaragoza.

Después de todas estas remodelaciones, disoluciones y reorganizaciones a lo largo de la historia, principalmente realizadas durante los siglos XIX y XX en el ámbito civil, ciudadano y militar, se establecen las que a día de hoy son las Unidades de Caballería como una rama de la Jefatura de Unidades Especiales de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana.

En el año 2003 se suprimen las Unidades Especiales de Barcelona y Zaragoza.

En la actualidad están catalogadas según el siguiente esquema:

  • Comisaría General de Seguridad Ciudadana
    • Jef. Uds. Especiales – Sección Operativa de Caballería
  • Jefaturas Superiores de Policía
    • Madrid
    • Andalucía Occidental – Sevilla
    • Comunidad Valenciana

 

Las Jefatura de Unidades Especiales se hacen responsable de la planificación, el trazado de estrategias, la vigilancia y la atención de los destacamentos encargados de velar y mantener el orden y la calma social y la ejecución de las tareas que corresponden a los agentes del Cuerpo Nacional de Policía dentro de la seguridad ciudadana en las vías de comunicación terrestres, marítimas y aéreas. Estos destacamentos o unidades son los siguientes:

Unidades Especiales (Caballería, Guías Caninos, Subsuelo y Protección Ambiental) y Especializadas (Brigada Móvil-Policía en el transporte y Unidades de Prevención y Reacción), sin perjuicio de la dependencia funcional de las mismas de la respectiva Jefatura Superior, Comisaría Provincial o Comisaría Local donde tengan su sede.

¿Cuáles son las funciones de la caballería en la policía Española ¿Y qué misiones tienen?

Las Unidades Especiales de Caballería están constituidas por elementos de actividad móvil de la Seguridad Pública que tienen como cometido intervenir en cualquier punto del territorio nacional, con el objeto de velar, servir y proteger para que se mantengan los niveles de seguridad propios del estado de bienestar en cada una de 0sus zonas de actuación.

Su misión principal es la de colaborar con otras unidades para garantizar el refuerzo que estas puedan necesitar en un momento determinado. Debido a que se encuentran en una posición espacial elevada cuando se llevan a cabo las operaciones de patrullaje, los agentes de esta unidad se erigen como punto de referencia y primera línea de defensa en las formaciones dispuestas para hacer frente a manifestaciones, disturbios, altercados o cualquier otro tipo de situación que pueda atentar contra la seguridad ciudadana.

La actividad de las Unidades de Caballería está centrada principalmente en dar sustento y apoyo en diversas operaciones policiales que impliquen cierto grado de riesgo y peligrosidad a los agentes implicados. Aparte, este destacamento también puede intervenir en actuaciones de otra índole como pudieran ser las protocolarias o de representación:

  • Observación, control y vigilancia en zonas urbanas y en puntos de características singulares singulares, como parques, playas, extrarradios, polígonos industriales, zonas rurales, entornos marginales, etc. 
  • Operativos para velar que se cumplen las máximas condiciones de seguridad en eventos multitudinarios y acontecimientos con gran afluencia de público y repercusión social. Se incluyen aquí partidos de fútbol, conciertos, manifestaciones, etc. 
  • Cuidado y protección fija o en movimiento de las personas implicadas en los eventos mencionados anteriormente, así como de los bienes y el mobiliario urbano susceptible de ser atacado
  • Acciones protocolarias y actividades de carácter institucional, mediante exhibiciones que sirvan para demostrar las capacidades operativas de la patrulla y la participación en actos de diversas categorías (social, pública, oficial, institucional, informal, etc.)
  • Restitución del orden social, junto con otras divisiones del Cuerpo Nacional de Policía, cuando hayan tenido lugar actos vandálicos, disturbios, o actuaciones violentas durante el desarrollo de un determinado acto o acontecimiento.
  • Participación con acciones de ayuda y apoyo en servicios humanitario. Principalmente en investigaciones donde se tengan que llevar a cabo cualquier tipo de búsqueda, rastreo o localización de personas desaparecidas rastreos, búsquedas, localización de desaparecidos y actuaciones de socorro en zonas catastróficas o donde haya ocurrido una tragedia de dimensiones considerables. 
  • Actualización, modernización y desarrollo de los sistemas y procedimientos empleados en los dispositivos operacionales para mejorar la atención y la supervisión de la seguridad ciudadana. Investigación, desarrollo e innovación para adaptar material y procedimientos a la mejora de la seguridad ciudadana.

¿Qué formación hay que tener para ser policía montada?

Los agentes de las distintas Unidades de Caballerías llevan a cabo actividades de formación enfocadas a la mejora técnica y al perfeccionamiento de las capacidades físicas y psicológicas en un proceso continuo que consiste en: 

  • Cursos básicos. Se imparten aquí todas aquellas enseñanzas relacionadas con la doma y la monta de los caballos. 
  • Fases de especialización elemental. Se trata de una continuación de los cursos básico, en la que se consolidan, afianzan y desarrollan de una forma más profunda los aprendizajes obtenidos en el curso anterior. 
  • Programa básico de actualización. En esta etapa formativa se afrontan cuestiones, preocupaciones y problemas específicos con los que se puede encontrar un agente de la Unidad de Caballería durante el transcurso de un acto de servicio. 
  • Cursos de especialización. Dentro de esta unidad existen diferentes campos profesionales en los que el agente puede desarrollar sus capacidades. De esta forma, la unidad de caballería está conformada por herradores, potrero, guarnicioneros, montadores, etc. 
  • Cursos de especificación técnica que sirven para complementar a las especialidades mencionadas en el punto anterior y alcanzar un estatus profesional más elevado dentro de las diferentes categorías profesionales. 
  • Plan de especialización en el adiestramiento del caballo policial. Se trata de un módulo formativo en el que se imparten enseñanzas relacionadas con la etología y la idiosincrasia propia de los équidos para su posterior doma y adaptación a las exigencias de la actividad que realiza la Unidad de Caballería.
  • Diversos procesos formativos planificados y desarrollados en base a las características propias de cada especialidad. Estos pueden ser de carácter local, provincial, autonómico o nacional y pueden ser promovidos dentro del ámbito público o privado.  

Actualmente, la Unidad de Caballería está conformada por 250 agentes, que como ya hemos comentado anteriormente, deben pasar un periodo de formación, en la que se imparten conocimientos de equitación y actuación ante situaciones peligrosas, de al menos 2 años una vez que ya han aprobado la oposición a Policía Nacional.

¿Cuál es el ámbito de actuación de dichas unidades?

Los cometidos operacionales de las Unidades Especiales de Caballería, como elementos de movilidad de la Seguridad Pública tienen como misión fundamental el patrullaje proactivo y la actuación reactiva allí donde esta última sea requerida.

Por norma general la Unidad de Caballería suele actuar en lugares de difícil acceso a vehículos motorizados tales como furgones, automóviles, o motos. Es por ello que constituyen la mejor alternativa para adentrarse en zonas rurales, de costa, o de montaña, así como en aquellos puntos estratégicos dentro de las ciudades donde la gran afluencia de gente impida la correcta movilidad de vehículos. La ventaja que confiere a los agentes el encontrarse a un nivel de altura superior les permite les permite gozar de una visibilidad del entorno de 360 grados.

¿Qué requisitos tienen los caballos que forman parte de la Unidad de Caballería?

En un principio los équidos eran comprados a criadores privados, pero desde el mes de mayo de 2007 todos los caballos que entran a formar parte de la Unidad de Caballería son adquiridos en la Yeguada Militar a partir de un acuerdo de colaboración firmado entre la Secretaría de estado de Seguridad Ciudadana y el Ministerio de Defensa.

A día de hoy, el Cuerpo Nacional de Policía cuenta en su haber con más de 200 ejemplares, gran parte de ellos de Pura Raza Española o Hispano-Árabes, y cada uno de ellos tiene que tener una alzada desde la base hasta la crin de al menos 1,6 metros para poder entrar a formar parte de la caballada del cuerpo.

Entrenamiento Equino 

Los ejercicios preparatorios, formativos y de entrenamiento que reciben los agentes de la Unidad de Caballería suelen ser bastante dificultosos. Esto se hace para lograr la mejor preparación y puesta a punto de los policías ante situaciones que requieran de su actuación y que pueden entrañar un grave peligro. 

Asimismo, es necesario acostumbrar a los équidos a que realicen ejercicios de movilidad adaptados a este tipo de contextos. Aquí se incluye el desplazamiento entre grandes grupos de gente, con presencia de humo procedente de bengalas por ejemplo o la explosión de petardos. 

Los caballos comienzan el periodo de adiestramiento a partir de los tres años de edad y suele abarcar un periodo de duración de entre uno y dos años. Durante esta etapa el animal asimila e interioriza las enseñanzas y habilidades necesarias para el correcto desempeño de la actuación policial.

En esta fase formativa, los caballos quedan sometidos a situaciones con elevados niveles de estrés, entre las que se encuentran ejercicios de desorientación con banderas, la exposición a gases lacrimógenos, el acercamiento de objetos candentes o incluso la aproximación al fuego. Todo esto se hace con el objetivo de que el animal consiga controlar sus propios instintos, y no se altere ante cualquier disturbio que se le pueda presentar.

Solicita Información Trabaja en la unidad de Caballería