Grupo Especial de Operaciones de la Policía Nacional

En uno de nuestros artículos anteriores os hablamos de los GOES, como ya sabréis estos eran una de las dos unidades de élite que componen el Cuerpo de la Policía Nacional. Bien, pues en este artículo os hablaremos sobre el otro grupo, los GEO.

Esta unidad se podría considerar la más importante, y la primera en formarse dentro del Cuerpo.

Las siglas GEO, se traducen en Grupo Especial de Operaciones, y esta unidad está especializada en operaciones que tienen un riesgo muy alto. Al igual que es la única unidad que tiene competencia en misiones en el extranjero como, por ejemplo, Oriente Medio, aunque a veces requiere de la ayuda de algunos agentes de los GOES, debido a la falta de personal en esta unidad y a la gran cantidad de volumen de trabajo que pueden llegar a encontrar.

Algunas de las misiones asignadas a esta unidad en el extranjero podrían ser, la protección de ciudadanos o personas de mucha importancia, ambas de nacionalidad española, o por ejemplo en misiones de rescates de civiles, si la situación lo precisa.

Junto con la Unidad Especial de Intervención (UEI) perteneciente a la Guardia Civil, el GEO está integrado en la Red ATLAS, que se compone de todas las unidades especiales en contra del terrorismo en todos los países que conforman la Unión Europea.

Esta Red, es una asociación formada por unidades especiales de la policía que tienen como objetivo mejorar la cooperación en la lucha contra el terrorismo, así como en la delincuencia de los Estados Unidos producida en la Unión Europea. La red fue creada en el 2001 y fue completamente financiada por la Comisión Europea. Se formó como consecuencia de los atentados acaecidos el 11 de septiembre de 2001.

A lo largo del tiempo se ha demostrado que gracias a la cualificación y la alta preparación que poseen los agentes pertenecientes a la unidad (GEO), esta, se encuentra entre las mejores unidades de operaciones especiales de toda Europa. De hecho, se ha encargado de instruir a otras unidades especiales en el extranjero mediante la impartición de cursos, por ejemplo.

Historia del GEO

Gracias a Rodolfo García Villa, la unidad fue creada en el año 1977, qué tomó como ejemplo al grupo antiterrorista alemán GSG – 9 el cuál tenía como fin la lucha contra el terrorismo y contra los grupos de delincuencia organizada en España alrededor de los años 70.

Está idea había sido propuesta por la Inspección General de la Policía hacía ya mucho tiempo, pero no habían conseguido que el Ministerio aceptase la propuesta.

La Sección de Operaciones fue la encargada en crear y organizar la unidad, como previamente había hecho con el resto de Las unidades de la Policía Armada. Fue, el capitán Paredes, quién se encargo de elegir el nombre del grupo.

La necesidad de crear un grupo como este, se vio incrementada debido al aumento de actos violentos que ocurrían durante toda la década de los setenta. Ejemplo de ello, fue el secuestro y asesinato de la delegación deportiva de Israel en la villa olímpica de Múnich durante su estancia en los juegos olímpicos del año 1972.

Este acontecimiento obligó al Gobierno federal alemán a plantearse la creación de una unidad especializada en la lucha antiterrorista, que por supuesto debía de contar con unos medios y una preparación especializada en comparación a la de otros agentes del cuerpo. Así fue como surgió el GSG – 9 de la Policía Federal Alemana y poco a poco fue sucediendo lo mismo en el resto de los países pertenecientes a la Unión Europea.

En cuanto a España, fue la violencia del Grupo Terrorista ETA, la cual empezó a incrementarse a mediados de los setenta, incluyendo el atentado a Carrero Blanco, y la aparición de otro grupo terrorista que se sumó al ya existente, denominado, El GRAPO, cuya primera acción fue, ni más ni menos que, el asesinato a cuatro policías, lo que llevó al país a plantearse la creación de este grupo de operaciones especiales.

Dos años más tarde, en el 1977, se terminaría creando la unidad. Dos capitanes fueron los que lograron que el Grupo estuviese operativo en un tiempo récord, García – Quijada y Senso, quienes entregaron los primeros diplomas a principios del 1978.

Pocos meses después, la Unidad Especial de Intervención de la Guardia Civil de la que os hemos hablado antes, sería creada y junto a los GEO pasarían a formar parte de la Red ATLAS de la Unión Europea.

Tres fueron y siguen siendo los valores básicos que caracterizan a la Unidad.

El primero de ellos es, sin duda, el potencial humano de todos los agentes de policía que conforman la unidad. Destacando sobre todo la alta formación que reciben para lograr hacer frentes a las misiones necesarias.

El segundo de ellos sería la capacidad resolutiva del GEO, siendo capaz de poner fin, de forma exitosa, a las situaciones más críticas y complicadas del panorama.

Y, por último, habría que destacar la vitalidad del grupo para realizar otro tipo de misiones como el despliegue de sus buceadores para participar en labores como la búsqueda y recuperación de cadáveres, entre otras.

La base del GEO se encuentra en Guadalajara y se compone de dos núcleos, el primero de ellos el de apoyo, y a continuación el núcleo operativo.

Alguna curiosidad de estos núcleos es que únicamente los agentes que conforman el grupo operativo han debido realizar y superar unas pruebas de acceso y un duro curso de adiestramiento, mientras los del grupo de apoyo únicamente se encargan de la logística. Otra característica es, que nunca se han dado, ni se dan datos del número de agentes que forman el grupo.

Actualmente se está llevando a cabo en Linares la construcción de, el Centro de Prácticas Operativas de la Policía Nacional “La Enira”, el cual estará destinado por supuesto al entrenamiento de los agentes del GEO y de las Unidades de Intervención Policial (UIP).

Organización de la Unidad del Grupo Especial de Operaciones de la Policía Nacional

Cómo hemos dicho anteriormente, los GEO están compuestos por dos núcleos, el Operativo, que es el encargado de realizar las misiones pertinentes, y el de Apoyo, que hace posible que el grupo anterior pueda realizar su actividad con facilidad.

No se sabe la cifra exacta de hombres que pertenecen a ambos grupos, pero sí sabemos una aproximación. La sección Operativa contaría con menos de un centenar de hombres divididos en dos grupos llamados: “10” y “20”, que anteriormente recibían el nombre de “Alpha” y “Bravo”.

La Sección de Apoyo está formada a su vez por agentes de policía que no han realizado el curso del que os hemos hablado un poco más arriba. Las actividades que deben desempeñar dichos agentes están relacionadas con la logística, sanidad, administración y seguridad del recinto entre muchas otras.

Cada comando esta especializado en un área concreta que le permite ser capaz de desempeñar diversas y variadas funciones. De esta manera se consigue un mejor rendimiento del personal, logrando que cada comando operativo este capacitado y sea autosuficiente de realizar distintas actividades, aunque en alguna ocasión sea necesaria la actuación de ciertos especialistas de otros comandos para llevar a cabo una misión determinada.

Las áreas en las que han de especializarse son, la de aperturas, que trata del uso de los materiales necesarios y disponibles para poder acceder a lugares que se encuentran por defecto, cerrados. Tirador, tirador de apoyo, los especialistas en explosivos, medios especiales y los buceadores de combate.

Dentro de esta sección encontramos otros dos grupos, que reciben el nombre de, Grupo Operativo de Formación y Especialidades (GOFE) y Grupo Operativo de Técnicas y Experiencias (GOTE).

El primero tiene diversas funciones dependiendo de cuales sean las necesidades en cada momento.

Esta formado por un pequeño grupo de agentes que se encargan de coordinar las actividades que están relacionadas con los cursos de formación, que suelen tener lugar dos veces año.

El segundo grupo tiene como actividad principal el estar informado de todos los avances que estén relacionados con el material que se ofrece en el mercado y por consecuencia, de evaluar aquello que pudiera ser de interés para el GEO.

¿Cómo acceder al GEO?

El acceso a la Unidad es muy similar al de los GOES.

El requisito principal para poder optar a una de las plazas convocadas sería ser funcionario del Cuerpo Nacional de Policía y que hubiesen transcurrido al menos dos años desde la posesión del ultimo puesto de trabajo obtenido.

Por supuesto es necesario estar en posesión del carné de conducir, tipo B -2, o clase B, y de la expresa autorización para conducir vehículos prioritarios.

Una vez estén en regla todos estos requisitos, los agentes aspirantes a las plazas deberán superar una serie de pruebas que se compone de pruebas físicas, un examen psicotécnico y una entrevista personal. Todas ellas de carácter eliminatorio, por lo que, si el agente no es capaz de superar por ejemplo las pruebas físicas, no podrá pasar a la siguiente fase del proceso selectivo.

El examen físico se compone de las siguientes pruebas:

  • Velocidad, una carrera de 500 metros donde no se podrán superar los 7,4 segundos a la hora de realizarla.

  • Resistencia, una carrera de tres kilómetros, donde no se podrán superar los 12 minutos para lograr el apto.

  • Natación, 50 metros a nado estilo libre, con una marcación máxima de 56 segundos a la hora de realizar la prueba.

  • Dominadas, donde el agente deberá realizar como mínimo 10 para pasar a la última fase.

  • Salto vertical, donde deberá obtener una marca mínima de 53 cm.

El aspirante tendrá una única oportunidad para la realización de cada prueba y para considerarse apto, deberá obtener un total de 25 puntos, como mínimo.

Una vez se hayan superado estas pruebas se pasará al examen psicotécnico y más tarde a la entrevista, en caso de conseguir también el apto en estas dos pruebas, el aspirante pasa a unas jornadas de convivencia que tendrán una duración de cinco días donde se valorará la capacitación de los aspirantes para el desempeño del puesto de trabajo al que aspiran.

Una vez pasada esta prueba final, el agente se trasladará a la academia situada en Guadalajara, donde cursará un periodo de adaptación que tendrá la duración de siete meses.

Esta última fase, se considera como una etapa realmente dura para los agentes. Esto se debe a los rígidos entrenamientos, el duro régimen de convivencia que se lleva a cabo y sobre todo la reducción de vida privada a la que se deben someter los aspirantes.

En alguna ocasión los examinadores han tenido que terminar suspendiendo al 100% de los aspirantes que se encontraban en la Academia por no haber sido capaz de superar los meses de adaptación.

¿Cuáles son los símbolos característicos de la Unidad?

Los símbolos que caracterizan a este grupo son dos, el emblema y la boina.

El emblema se compone de un escudo negro con un águila dorada atrapando una serpiente. Esta imagen representa fuerza.

El águila se puede entender como una referencia al águila de San Juan, que aún estaba presente en el escudo de España a la hora de la creación del GEO. Y la serpiente se entiende como un símbolo clásico de representación del mal.

La boina es un elemento que ha acompañado a los agentes de la unidad desde sus inicios y actualmente es de color granate. Poseía el escudo del Cuerpo de Policía Armada y actualmente posee el emblema del Cuerpo Nacional de Policía, en ambos casos se encontraba situado en el lado derecho de la boina.

¿Qué operaciones lleva a cabo este grupo?

Ya hemos explicado al principio del artículo que los agentes pertenecientes a este cuerpo están destinados a las operaciones más complicadas y de alto riesgo en las que otros agentes del Cuerpo Nacional de Policía no podrían intervenir.

Dentro de sus acciones principales encontramos, el rescate de rehenes, la protección de personas importantes y de autoridades, la detención de delincuentes considerados altamente peligrosos, la desarticulación de bandas de crimen organizado o comandos terroristas, y la protección de embajadas españolas en el extranjero, entre otras.

La primera misión que dio a conocer a este grupo fue la intervención de la unidad en el atraco al Banco Central de Barcelona en el año 1981.

Desde que se creó, este grupo ha desarticulado un total de treinta y cinco células armadas de diferentes grupos terroristas y ha llevado a cabo el rescate de más de cuatrocientos rehenes, y únicamente con tan solo tres bajas entre sus filas en acto de servicio.

Otro dato que destacar es que, únicamente tres operaciones llevadas a cabo por el GEO, han sido saldadas con la muerte de uno o alguno de los criminales implicados en la operación.