Historia de la Unidad Especial de Intervención

Queridos lectores, en este artículo trataremos a cerca de la UEI, conocida como la Unidad Especial de Intervención perteneciente al cuerpo de la Guardia Civil española.

Considerados también como los Antidisturbios de la Guardia Civil, aunque no sea esa su función ni cometido.

Esta unidad, se considera de élite, y esta pensada para ser un grupo central único el cual esta especializado en operaciones consideradas de alto riesgo y actúa en misiones específicas tanto dentro como fuera del panorama nacional.

Historia de la UEI

La unidad fue creada en el año 1978, el 3 de junio concretamente, bajo el nombre de Grupo de Intervención Inmediata (GII) y con el principal objetivo de luchar en contra del terrorismo y una delincuencia que se había empezado a incrementar de manera exponencial.

El 3 de febrero del 1982 recibe el actual nombre de Unidad Especial de Intervención.

Desde entonces se han contabilizado más de 375 misiones realizadas las cuales han permitido la liberación de 563 rehenes y la detención de 640 personas, de las cuales 142 pertenecían a comandos terroristas.

 

Operaciones más conocidas de la UEI

Inicialmente se encontraban ubicados en las instalaciones de la Dirección General de la Guardia Civil en Madrid, y más tarde fueron reubicados en distintas localidades como Guadarrama. Finalmente se instalaron en el Colegio de Guardias Jóvenes “Duque de Ahumada”, donde se encuentran en la actualidad.

Algunas de las operaciones más conocidas de la Unidad.

La UEI se encarga de intervenir en la última fase de determinadas operaciones, que han sido previamente iniciadas y desarrolladas por otras unidades pertenecientes al cuerpo, siempre y cuando sea necesaria la detención de los presuntos delincuentes.

Algunas de sus operaciones más conocidas serían, Operación Romeo, en el 2009, donde se procedió al asalto y detención de una banda de sicarios en Cataluña. Operación Alvagar, ese mismo año, donde se realizó un asalto a un laboratorio de narcotraficantes.

También participaron en algunos motines llevados a cabo en centros penitenciarios como en el Centro Penitenciario de Basauri en el año 1983 donde siete miembros de la unidad tuvieron que intervenir reduciendo a cinco reclusos y liberando a los rehenes que estaban mezclados entre sí.

Y operaciones de rescate de rehenes como el caso de la conocida Operación Pulpo en 1977, donde se llevó a cabo el rescate del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara o la Liberación en Lalín, Pontevedra, en el año 2004, en la cual se llevó a cabo el rescate del empresario maderero Abel Diéguez Neira.

 

¿Qué cometidos tiene la Unidad?

La Unidad Especial de Intervención participa en casos de secuestro de rehenes, contra el terrorismo, de detención de criminales que se consideran especialmente violentos y peligrosos, motines y por supuesto en la protección de personalidades.

¿Qué equipamiento llevan?

La uniformidad de los agentes varía en función de la operación que se vaya a llevar a cabo, y se diferencian tres tipos de misiones.

Las operaciones de asalto:

Los agentes van dotados de un mono de asalto en color verde, el cual lleva incorporado en la manga derecha el escudo de la unidad y la bandera española en la manga izquierda a la misma altura.

Un pasamontañas de color negro que otorga el nombre secundario a la unidad, caras negras.

Un chaleco antibalas, uno táctico sobre el anterior, un casco con visera de protección balística para combate urbano, protecciones en codos, rodillas y espinillas y por último botas y guantes.

En caso de operaciones de abordaje la equipación será la siguiente:

Un mono seco negro de intervención naval con chaleco salvavidas autoinflable, el escudo y la bandera se mantendrán igual que en el caso anterior.

Pasamontañas de color negro, chaleco antibalas, otro táctico, un casco de polietileno tipo ProTec de media cabeza, mucho más ligero que el de las operaciones de asalto.

Y protección en codos, rodillas y espinilleras al igual que botas y guantes como en el anterior.

Por último, las operaciones de control de motines:

El uniforme será igual que en el primer caso sumándole un equipamiento antidisturbios.

 

¿Cómo se estructura la Unidad?

La UEI está organizada de la siguiente manera:

Toda la unidad está comandada por un teniente coronel en activo perteneciente a la Guardia Civil y se divide en dos subgrupos, los Grupos operativos y un Grupo de Apoyo Técnico.

A su vez, la unidad forma parte de la conocida Red ATLAS de unidades especiales europeas, formada por 34 unidades antiterroristas de 29 países europeos y cuyo objetivo es la coordinación y cooperación de las unidades antiterroristas para conseguir de esta manera, el más alto nivel en la lucha contra el crimen organizado y el terrorismo.

 

¿Cómo puedo pasar a formar parte de la UEI?

Infórmate aquí

El primero de los requisitos será no tener una edad superior a 29 años. Además, los aspirantes deberán realizar unas pruebas físicas, que en caso de ser superadas darán paso a una etapa de formación con una duración de seis meses, incluyendo ciertas pruebas de conocimientos y aptitudes.

Comenzaremos explicándoos cuales son las pruebas físicas requeridas para formar parte de la unidad.

  • Resistencia, los aspirantes deberán ser capaces de correr ocho kilómetros en un tiempo igual o inferior a treinta y cinco minutos.
  • Una segunda prueba de resistencia, en este caso de un kilómetro en menos de tres minutos y quince segundos
  • Velocidad, cincuenta metros entre siete y diez segundos
  • Natación, una prueba de 200 metros nadando en menos de cinco minutos
  • Flexiones, realizar un mínimo de treinta y nueve flexiones
  • Dominadas, mínimo de quince
  • Salto vertical, un mínimo de cincuenta y cinco centímetros.

Una vez obtenido el apto en esta primera fase del proceso selectivo, el aspirante realizará un curso de formación de seis meses en donde la dificultad irá creciendo día a día.

Los aspirantes deberán estudiar técnicas de tiro, combate, precisión, Fast – Rope, técnicas de buceo y de esquí, artes marciales y técnicas de espionaje. Estas son algunos de los elementos que deberán preparar durante el curso.

Una vez superada esta parte, llega la segunda fase, que es considerada la más complicada de la formación ya que únicamente un 2´5% consigue superarla, esta es la de “Combate Urbano”.

Al superar esta segunda fase, los agentes aspirantes a la unidad tendrán que cumplir con un entrenamiento diario estructurado de la siguiente manera:

Comenzará siempre a las ocho de la mañana y se dividirá en tres etapas, la de tiro, la técnico – táctica y la física.

Si los aspirantes consiguen superar todas estas fases pasarán a formar parte de la UEI.